Entrevista a Elena Martínez, autora de Bajo el paraguas azul

     
       Este trimestre, siguiendo con el Proyecto "Con emoción", hemos leído Bajo el paraguas azul de Elena Martínez Blanco y nos hemos enamorado de su prosa cercana, vibrante y arrolladora, de sus valores sinceros, de su magistral sentido de la tensión y, sobre todo, de su esperanzadora mirada.

     Nuestros chicos han sabido apreciar esta obra de literatura juvenil con estilo maduro. Sus comentarios:

    "Me he quedado toda la noche leyendo, no podía parar".

     "Me encanta, quiero leer más libros como este".

     "Siempre nos dan charlas sobre acoso y ciberbullying, pero nunca piensas que pueda llegar a ser así".

     Un libro enriquecedor que nos ha llevado a querer conocer en persona a su autora, que nos regala en esta entrevista un trocito de su vida. Comenzamos como su libro, hablando de fotos...

Elena Martínez Blanco en su estudio de trabajo.

Elena nos muestra su rincón de trabajo y su rincón de emoción, desde donde escribe esas páginas que nos han atrapado.


Bajo el paraguas azul comienza con las consecuencias que puede llegar a alcanzar el envío de una foto. Por ello, queremos comenzar preguntándote:





 ¿Si tuvieras que elegir una foto que reflejara lo que es la vida para ti? 

     "Esto es realmente muy difícil, porque lo que buscamos en la vida va cambiando continuamente según nuestras situaciones. Yo aprendí a la fuerza hace algunos años que la vida se vive día a día, y cada día es un regalo, por eso no pienso en un futuro y no tengo un plan a largo plazo que me haga pensar que la vida para mí es eso. Si tuviese que elegir una foto, sería una fotografía de mi hija, ella es la vida para mí, pero como no es plan de mandar fotos de mi hija, os envío una mía sonriendo, porque no hay mejor manera de afrontar cada mañana que así". 

     ¿Cuándo nace tu amor por la literatura?

     "Desde muy pequeña siempre he sentido fascinación por las letras y casi desde que aprendí a leer y a escribir, nunca he dejado de hacerlo. Tuve la suerte de tener un profesor de lengua y literatura maravilloso que me hizo ver que yo lo que realmente quería, además de escribir, era ser profesora de literatura como él, inculcar a los adolescentes ese amor por los libros que él tenía. Estudié Filología Hispánica y, cuando me fui a vivir a Inglaterra, Turismo. Allí di clases de español para extranjeros y, a mi vuelta a España, retomé la enseñanza de lengua y literatura". 

     Bajo el paraguas azul, ¿es tu primera obra?

     "Publiqué mi primer libro hace cuatro años, haciendo realidad uno de mis mayores sueños, que era publicar. El segundo, sobre el que estáis trabajando, salió hace casi dos años ya, y me siento muy orgullosa de él porque está ayudando a muchos jóvenes. Como me quedé en paro, decidí que lo que a mí realmente me gustaba era no tener jefe y estar rodeada de libros, así que abrí una librería en mi ciudad el pasado mayo, Librería Serendipias, y ahora soy muy feliz en ella, especialmente cuando vienen niños y se van felices con un libro que les he recomendado".

     ¿Tu compromiso con la literatura te lleva a trabajar en otras actividades relacionadas con la escritura?

"Además de escritora y librera soy agente literaria, que consiste en hacer de mediadora entre los autores y las editoriales. 
En mi poco tiempo libre, saco adelante una revista digital de literatura infantil y juvenil, El aLIJo (www.elalijo.com). 
Como hago reseñas y acudo a encuentros con autores, he podido conocer a algunos de mis favoritos: Ana María Matute, Isabel Allende y Ken Follett.  Y como curiosidad os diré que la primera autora que conocí y con la que tengo una foto fue Gloria Fuertes, de la que era muy fan de pequeña".

Bajo el paraguas azul es un libro actual, cercano a la realidad de los chavales  y, al mismo tiempo, un profundo análisis de la realidad de las aulas... ¿qué te llevó a escribirlo?

"La necesidad de ayudar a quienes lo están pasando mal mostrándoles que sí hay esperanza, que con ayuda se sale del problema del acoso. Como profesora he sido testigo de muchos casos de acoso, algunos más graves que otros. También de la pasividad de algunos padres y profesores, y eso lo denuncio también en el libro, doy un pequeño tirón de orejas a todos los implicados, no podemos quedarnos cruzados de brazos si llega a nuestro conocimiento un caso así". 

¿En la anécdota del “paraguas azul” se encierra alguna clave autobiográfica?

"Sí, yo sufrí acoso durante casi todos mis años de enseñanza obligatoria. Nos mudábamos constantemente y siempre me tocaba ser la nueva, además de ser gordita, empollona, gafotas y con pelo rizado. La descripción física de Glauca soy yo a su edad. A mí no me ayudó nadie a superar lo que me pasaba y quise con este libro que los lectores entendiesen que tienen la ayuda al alcance de la mano, no deben esperar tantos años como yo a pedir ayuda". 

Glauca es un personaje con mucha fuerza, imagen de muchas chicas ¿pretendías destacar algún valor con este personaje?

"Cuando escribo no pretendo que los personajes tengan unos valores determinados, con Glauca lo que sí quería era reflejar a una chica realmente normal, que podría ser cualquiera, para que los lectores pudiesen sentirse identificados con ella. Es una persona buena, que aprecia a sus amigos, que quiere a sus padres, pero que, como todos, se equivoca en algunas decisiones que le pasan factura". 


La construcción del personaje de Glauca cobra gran realismo y actualidad cuando Alberto y su padre van recogiendo los objetos de su habitación para llevarlos a su habitación… ¿en qué te has inspirado para construir su perfil, te refleja a ti, de nuevo?

"Glauca realmente se parece mucho a mí cuando tenía su edad. Físicamente es casi como lo era yo entonces. Los objetos que recoge son objetos que yo misma tengo en casa y que me gustan mucho, y sé que muchos adolescentes los reconocerían lo que ayudaría a que se sintiesen cercanos a ella". 

Glauca tiene la suerte de contar con un gran amigo; Alberto, que la acompaña en la difícil situación en que se encuentra ¿crees que es importante en las situaciones de acoso contar con el apoyo de los amigos o compañeros?

"Sí, es importantísimo. Los amigos y compañeros son una parte crucial para terminar con los casos de acoso que se dan en centros educativos. Un testigo que no dice nada es casi tan culpable como el acosador, porque tiene la posibilidad de parar una situación. Si el testigo habla, el acosador no tiene nada que hacer. También es importante concienciar de la importancia de los testigos porque a crecer nos volvemos insensibles y poco empáticos ante situaciones de acoso, y una prueba de ello son los programas de la TV en los que se burlan de gente que se cae, o sale fea en fotos, etc". 

En tu obra, además, de resaltar valores como la amistad, el compañerismo entre algunos de los personajes, aparecen temas como el amor frente al deseo…, los sueños de juventud, la esperanza… ¿intentas transmitir un mensaje positivo ante situaciones tan duras? ¿deseabas dejar una puerta abierta a la esperanza para los chicos que se encuentren en situaciones similares?

"Sí, fue la razón principal para escribirlo. Sé de primera mano lo duro que es sufrir acoso y no recibir ayuda, no quería que mis lectores tuviesen que sufrir sin saber que esa ayuda estará siempre allí para ellos, que pueden pedirla sin miedo. Siempre hay esperanza, pero el paso más duro es pedir ayuda". 

Además del problema de Glauca, en la obra se analiza de un modo explícito otras realidades como el papel de los docentes, de los miembros del Equipo directivo… ¿crees que son imprescindibles actuaciones y protocolos eficaces en estas situaciones?

"Sí, completamente. Por suerte hoy en día existe más concienciación al respecto y los centros educativos se han puesto las pilas para ayudar a sus alumnos, pero conozco muchos casos, demasiados, en los que se siguen tapando los casos de acoso por no dar mal nombre al centro en el que suceden. La formación de los profesores es fundamental, y el interés de los padres también, por supuesto".

¿Qué mensaje le enviarías a los chicos de 3º de ESO del IES Delicias que están leyendo  y trabajando tu libro en estos momentos?



"Que si  sienten en algún momento que están sufriendo acoso, no duden en hablarlo con alguien, ya sea sus amigos, profesores, orientadores…siempre va a haber alguien allí para ayudarles. También que intenten ser el paraguas azul para otros cuando lo necesiten, que no miren a otro lado si son testigos de comportamientos hirientes". 


Muchas gracias por tu visión de este difícil tema, por tu tiempo y, sobre todo, por habernos dejado mirar una poquito más de cerca la belleza de tu corazón, que ya hemos intuido desde la lectura de tu obra. Te esperamos...




Comentarios

Entradas populares